Experiencia de Javier

Me llamo Javier y desde hace 10 años tengo Crohn, mi historia comienza desde que era pequeño no con molestias ni dolores gastrointestinales sino siempre con falta de hierro desde bien pequeño que siempre se solucionaba con el tratamiento que me ponía el pediatra.

Ya en los comienzos de la adolescencia al persistir el problema del hierro la doctora de cabecera decidió mandarme a los médicos de digestivo que fueron tiempos de pruebas y pruebas y más pruebas intentando descartar otras posibles dolencias o enfermedades.

Todavía entre esas pruebas no llego la temida colonoscopia, la doctora que me llevaba por aquel entonces nos comento que nos derivaría al jefe de servicio del mismo hospital para ver que pudiera opinar el ya que me había hecho casi todas las pruebas disponibles y cuál fue mi sorpresa y la de mi madre que nada más pasar a consulta y ni siquiera preguntarme como estaba me dijo que yo lo que tenia eran nervios como mi madre y que no me pasaba nada que estaba todo bien.

Yo seguí yendo a la doctora de pediatría digestiva al mismo hospital hasta que un día en consulta nos comento, me voy a cambiar de hospital al Niño Jesús de Madrid, y si quisieran me gustaría seguir llevando mi caso allí y accedimos a que nos siguiera viendo la misma doctora porque si no hubiera sido una vuelta a empezar desde 0 con otro especialista.

Yo por aquel entonces no tenía ninguna molestia todavía gastrointestinal, y en el nuevo hospital pues empezaron con nuevas pruebas como gastroscopia que me dijeron que tenía un poco de gastritis pero que a mí no me molestaba, también llego la colonoscopia pero que no veían nada de actividad y en las biopsias que sacaron tampoco.

Con 15 años aproximadamente detecte un bulto pequeño tipo quiste en la zona perianal, fui a urgencias de mi hospital de referencia y lo tocaron y apretaron un poco y empezó a salir pus, lo cual me lo curaron un poco y me derivaron al proctólogo que decidió a operármelo y a realizarme un seguimiento hasta que aparentemente cerro, pero cerró en falso y al tiempo tuve que ir a urgencias con la fistula abierta y con pus.

La doctora de digestivo con la que di en urgencias decidió operarme aquella tarde-noche y cuando salió de operarme le comento a mi madre que según lo había visto no le podía asegurar que tuviera Crohn o colitis ulcerosa pero que tenía una EII se lo aseguraba.

Un tiempo después de esto empezaron los cólicos, gastroenteritis cada 2 por 3 dolores abdominales, dolores e hinchazones articulares sobre todo en muñecas y tobillos.

A raíz de esto empezaron con más colonoscopias para ver si se veía algo de actividad pero aun así no veían nada en esa prueba, ya en 2003 empezó mi verdadera caída libre de peso, de fuerzas, con mas dolores, cada vez mas pálido, me acuerdo que en marzo  o abril empecé las practicas en una empresa y fue en esa época mi mayor caída debido al esfuerzo extra del trabajo.

Ya fue a finales de junio también cuando estaba acabando las practicas en la empresa tenía consulta con la doctora de digestivo y según me vio me dijo Javier tú te quedas ingresado y por más que la dije que tenía que acabar las practicas y me quedaban 2-3 días para ello me negó sistemáticamente el salir de allí estando en esa situación.

Pues estuve poco más de un mes ingresado y al fin en ese momento me hicieron la colonoscopia y vieron que tenía actividad y que me podían poner un tratamiento acorde con lo que me pasaba.

En esa época rozaba ya la mayoría de edad y cuando se acercaba la fecha de mi 18 cumpleaños me dijeron que me tenía que trasladar a un hospital general ya que el hospital Niño Jesús es un hospital pediátrico y tenía la duda de ir a mi hospital de referencia a verme otra vez la cara con el jefe de servicio el cual decía que tenía nervios. Pero la doctora que me llevaba me aconsejo ir al 12 de octubre que había una unidad de inflamatorias y así hice pedí el traslado a esa unidad.

Llevo desde entonces con la misma doctora que me trata ahora en esa unidad empezó de 0 como si no tuviera Crohn para realizar una valoración propia y exacta de mi situación, desde entonces solo he tenido 1 brote y a día de hoy estoy muy contento con esta doctora ya que me ha puesto a punto y llevo unos 6 años sin brotes.

Durante los 10 años que llevo con el Crohn la verdad que no me ha limitado demasiado en realizar una vida normal como otra persona sin la enfermedad, porque he trabajado, he estudiado, he viajado, he estado de juerga con los amigos como cualquier persona normal.

Así que lo único que me queda por decir es animar a todas las aquellas personas que tienen que luchar para llevar una vida lo más normal posible y no venirse abajo.

Anuncios

2 pensamientos en “Experiencia de Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s