Hábitos dietéticos en una enfermedad inflamatoria intestinal

En una EII, siempre se plantea  que provocan los mismos a nivel de todo el organismo sobre metabolismo en general, pero tratamiento necesario en el brote.

qué, cómo comer. Lo más importante ante el día a día de las comidas, es prevenir que no haya desnutrición alguna, ni por parte de macroelementos ( grasas, hidratos de carbono, proteínas) ni por parte de los llamados oligoelementos (vitaminas y minerales).

¿Por qué nos desnutrimos en la EII?

En la enfermedad de crohn, cuando afecta hasta ileon, en cualquiera de las porciones del intestino delgado, ocurre la mala absorción de nutrientes, según porción afectada, serán estos nutrientes los que peor se absorban, ya que es diferenciada por altura del intestino.

En Crohn y colitis, tienen en común sobre la desnutrición, que en ambas puede ocurrir por:

Brotes: ya que la propia actividad inflamatoria dispara los requerimientos nutricionales ( al haber brote, el organismo quema mucha más energía para afrontarlo, requiriendo tanto macro como oligoelementos en grandes cantidades),

También, ante los brotes , las diarreas causadas por la malabsorción, y por el aumento de motilidad intestinal, hacen que el tiempo de contacto de los nutrientes con el intestino sea mucho menor, por lo cual, la absorción empeora drásticamente.

 Los corticoides y las alteraciones

 La anorexia causada por el dolor, el miedo a la ingesta y el malestar que ante el brote, hace que aumente aun más la desnutrición, ya que las pérdidas de nutrientes son mucho mayores que los aportes.

Esta disminución en general de aporte de nutrientes, tanto a nivel de todo el organismo, como en contacto con el intestino, hace que aumente tanto los sangrados, inflamación, como las úlceras, en número y profundidad, ya que el intestino se nutre tanto de vasos sanguíneos , como los alimentos que pasan por encima de la mucosa intestinal.

No hay alimento alguno, o componente alguno de los alimentos que pueda ser motivo de desencadenar una crisis, un brote de EII, ni que durante el brote puedan empeorarlo o alargarlo.  Todo aquel alimento que durante los periodos de calma de la enfermedad es bien tolerado, también lo podrá ser durante los brotes, no siendo el causante de las complicaciones, teniendo en cuenta las precauciones que hay que tener ante los brotes, como describiremos más adelante.

Hay dos fases a diferenciar sobre la alimentación en la EII

En la fase de remisión, de estabilidad: dieta equilibrada habitual, mediterránea. Hay que tener especial precaución según cada paciente, ya que cada cual puede tener especial sensibilidad o no optima tolerancia según que alimentos.

  • También, comentar a vuestro especialista de digestivo o médico de atención primaria valorar estudios de alergología si se observan aparte de malas digestiones, diarreas a las pocas horas de tomar el alimento, erupciones (marcas cutáneas), lengua engrosada, mucosa de interior de la boca que se altere o llagas tras la toma del alimento, tos persistente, ya que al haber una enfermedad autoinmune, se aumentan los riesgos de que surjan alérgias a múltiples alimentos.

Valorar poco a poco qué alimentos se van tolerando y según en qué tipo de preparación en la cocina.  Ir probando alimentos nuevos cada cinco o siete días, para asegurar su tolerancia y completa digestión, para asegurar o descartar si hay alguna alteración intestinal causada por el nuevo alimento.  Siempre hay que tener en cuenta que este tipo de enfermedades , aun en remisión, pueden tener leve inestabilidad, y pueda haber leves diarreas, y que coincida con la introducción del nuevo alimento a prueba. Se recomienda probar de nuevo el alimento, a las dos o tres semanas, con la misma preparación, para valorar de nuevo la tolerancia.

En situación de brote, hay que tener más cuidado con lo que comemos, ya que en la situación de malabsorción aumentada, y que no comemos lo suficiente como para reponer las pérdidas, hay que tomar ciertas medidas nutricionales.

  • En todo tipo de brotes, se recomienda:
  • Comer en muy pequeñas cantidades
  • Muchas veces al día
  • Muy lento, muy masticado
  • Tras comer, permanecer sentado en reposo una media hora a una hora, para favorecer el transito intestinal adecuado.
  • Tomar agua entre las comidas, para evitar el hinchazón que provoca durante la comida y favorecer más espacio para el alimento en sí, procurando adecuar las cantidades ingeridas a las pérdidas.
  • La temperatura de los alimentos debe ser tibia. Sal hay que tomar y especias no picantes al gusto.

Qué y cómo comerlo

  • En brote severo:
  • Evitar todo tipo de fibra, tanto soluble como insoluble.
  • Evitar grasas de origen animal, evitar grasas sólidas,saturadas.
  • Evitar en todo lo posible los azúcares simples
  • Ver si se tolera todos los productos lácteos habituales

                Cómo cocinar los alimentos: Cocido en agua, o papillote (envuelto en aluminio habitualmente, sin añadir aceites ni grasas, hecho en el horno)

  • En brote moderado:

 tras tolerar los alimentos iniciales, del severo, se pueden ir añadiendo más alimentos, con alguna grasa sólida (grasas de origen animal, carnes rojas), añadir en pequeñas proporciones azúcares simples/refinados.

                El modo de cocinar puede ser más variado, aparte del cocido y papillote, se pueden hacer platos a la plancha, evitando secar los alimentos y asados con las mismas condiciones.

  • En el brote leve:

Si se tolera la dieta previa,  ya se pueden ir sumando muy lentamente alimentos con fibra soluble,  y tras ver que se toleran, al tiempo, tras observar cómo se evoluciona en el brote leve, se pueden introducir los alimentos con fibra insoluble.

Como comentamos, la dieta pobre en fibra insoluble se logra pasando los alimentos ricos en fibra por un pasapuré, ya que es la manera más eficaz de separar la fibra del resto del alimento, tanto legumbres como verduras.

Sobre las grasas más industriales, siempre se recomienda tomarlas en pequeñas cantidades, y en estos caso, aún en menores.

Como cocinarlos: desde cocido, papillote, plancha, asado, horno, e incluso guisos y estofados, con bases sencillas y ligeras, con especias no picantes.

Laura Marín Sánchez.

Bibliografía/Páginas web/información interesante:

http://www.saludigestivo.es/es/enfermedades-digestivas/intestino-grueso/colitis-ulcerosa-recomendaciones-nutricionales.php

http://geteccu.org/pacientes/nutricion-dieta-y-enfermedad-inflamatoria-intestinal

http://www.ccfa.org/resources/vivir-con-de-crohn.html

http://es.wikihow.com/vivir-con-la-enfermedad-inflamatoria-intestinal

http://www.masvida.org.ar/guias/166-vivir-con-crohn.html

http://www.educainflamatoria.com/index.php/si-se-esta-en-una-fase-activa-se-tiene-que-seguir-una-dieta-especial

http://ameii.mx/informacion-eii/enfermedad-inflamatoria-intestinal/nutricion/

http://www.docvadis.es/dr.roncero/page/mi_gu_a_m_dica/crohn_y_colitis_ulcerosa/gu_a_para_pacientes_con_enfermedad_inflamatoria_intestinal.html

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/esp_imagepages/19531.htm

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002136.htm

Palabras clave: Fibra soluble, Fibra insoluble, dieta equilibrada, dieta mediterránea, Papillote, Macronutrientes, Micronutrientes/Oligoelementos, Malabsorción,  Grasas saturadas, Grasas industriales,  Mucosa Intestinal, Úlceras intestinales, Azucares refinados, Guiso, Estofado, Pasapuré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s