Embarazo con una ostomía

El ser portadora, futura portadora, o el haber portado una ostomía, no altera de por sí las capacidades reproductivas de la mujer que desee ser madre. Cuando desee una mujer en edad reproductiva con estos antecedentes médico-quirúrgicos intentar quedarse embarazada, lo más recomendable es comentárselo a su médico de cabecera, o a su digestivo, ya que hay que estudiar su mejor momento de estado de salud para que ocurra el momento del embarazo.

Si la mujer está pendiente de ser ostomizada para controlar su enfermedad, independientemente del tramo de intestino a reseccionar, es muy altamente recomendable el esperar a estabilizar completamente su enfermedad post resección, para que sea el mejor momento para la concepción.

En mujer ostomizada, si la patología basal está controlada, podría ser posible el embarazo, pero habría que tener en cuenta ciertas cuestiones que comentaremos inmediatamente, ídem que las mujeres reconstruidas post ostomizadas.

image

Hay que recordar, que tras cualquier intervención abdominal, se recomienda esperar de uno a dos años para que la cicatrización sea óptima como para soportar la tensión del desarrollo del embarazo.

La cuestión a estudiar, desde un modo puramente quirúrgico, es que ante patología inflamatoria intestinal, siendo el abdomen un espacio donde se hallan multitud de órganos, pudiera haber adherencias tanto por la propia inflamación ante los brotes, como por las intervenciones quirúrgicas, por las bridas/adherencias que se pueden causar por las cicatrizaciones. Estas cicatrizaciones y adhesiones pueden alterar las trompas de Falopio, que son los conductos de diámetro ínfimo que contactan los ovarios con el útero, que es donde ocurre la fecundación, entre otros motivos. Por lo cual, se recomienda que, aun estando en inactividad de la patología, una revisión ecográfica por ginecología para valorar si hubiera adhesiones a los genitales internos y que por esto fuera la causa de esterilidad.

Ahora, centrándonos en el estoma, durante el embarazo sería muy recomendable la revisión por parte de especialistas en estomas, debido a los cambios que van a producirse a lo largo de las hasta 40 semanas aproximadas que dura.

image

Los cambios más habituales son en el estoma son:

  • – Cambio en el diámetro del estoma
  • – Retracción o prolapso del estoma
  • – Cambio de ubicación del estoma

Por lo cual, habrá que ir probando diferentes dispositivos según aumente el vientre, con medidas constantes del estoma, valorar cambios del disco para buscar el que mejor acople tenga a tu abdomen, y buscar ayuda de tu estomaterapeuta para ver qué requerimientos necesitas, que te aconseje.

Estos cambios se deben por el incremento del perímetro abdominal provocado por el crecimiento del feto y el desplazamiento de las vísceras en el interior del abdomen. Todos estos cambios son reversibles y después del parto la estoma vuelve a su estado inicial.

Hay que mantener un mayor control ante una mujer embarazada con ileostomía, ya que hay mayor riesgo de obstrucciones debido a que el útero, ante el aumento masivo de tamaño, lo presiona, y puede empezar a sentir dolor tipo cólico, y el ritmo de evacuación por la ileostomía se parará. Ante esta situación, hay que solicitar valoración inmediata por especialistas en salud.

Los controles que se realizarán durante el embarazo si llevas una ostomía serán los mismos que una mujer sin estoma, controles analíticos, controles ecográficos, incluso es posible realizar la amniocentesis.

El hecho de tener una ileostomía, una anastomosis ileoanal o un reservorio no impiden tener un embarazo ni un parto normal vía vaginal; pero cuando hay fístulas anales internas en activo y complicadas es posible que tengan que hacerte una cesárea, ya que ante la compresión en el suelo pélvico puedan sufrir los tejidos dañados por dichas fístulas.

Sugerencias:

  • La dieta debe ser saludable. Debes mantener un peso adecuado, sin sobrepasarte.
  • Distribuye las comidas entre cuatro y seis tomas al día, y come despacio, masticando bien los alimentos.
  • El médico te mandará algunos medicamentos como hierro, calcio, vitamina D y acido fólico para complementar tu dieta.
  • Beber abundantes líquidos a lo largo del día te ayudará a evitar las infecciones de orina, la formación de cálculos renales y el estreñimiento; se recomienda poca sal en las comidas con algunas excepciones.
  • Es bueno hacer ejercicio durante el embarazo, este si es moderado no debería plantear problemas a la ostomía.
  • Si tu estoma es bajo al aumentar el vientre puedes tener problemas para el cuidado de la ostomía ya que es difícil verla. Pero con un buen espejo podrás solucionarlo.
  • Podrás dar el pecho a tu hijo sin problemas, excepto si tomas algún tratamiento que lo impida.
  • El consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo puede implicar riesgos, sobre todo para el feto.
  • No te preocupes si el niño da patadas contra el estoma, puede ser una sensación rara pero no se va a romper el estoma por ello.
  • Toma precauciones con: las verduras que estén mal lavadas, quesos hechos con leche cruda, agua de dudosa potabilidad y bebidas excitantes como el café.

image

Laura Marín Sánchez.

Fuentes:

https://www.facebook.com/CrohnColitisOstomiaEnUruguayYElMundo/posts/360410567407335

https://sites.google.com/site/grupoostomia/embarazo-com-eii

http://www.ostomiaprofesional.com/es/area-pacientes/soy-urostomizado/recomendaciones-y-recursos/vida-diaria/embarazo.php

http://www.ayudate.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s