Manejo de la hernia en pacientes ostomizados

Las hernias aparecen por lo general en las zonas con menos resistencia, cuando los músculos se someten a un mayor esfuerzo, las que aparecen en el estoma se desarrolla casi siempre de forma progresiva a lo largo del tiempo aunque puede precipitarse por realizar un esfuerzo muscular de forma aislada.

Los factores de riesgo que intervienen en la aparición de hernias en la zona del estoma son:

  • Esfuerzos, aunque se realicen de forma esporádica o puntual.
  • La manipulación y levantamiento de objetos pesados.
  • Hábitos posturales que aumenten la presión del abdomen.
  • Tos crónica.
  • Vómitos.
  • Acumulo de líquido en el abdomen.
  • Inmunosupresión.
  • Sobrepeso.
  • Diabetes.

Las manifestaciones de la hernia son principalmente:

  • Abultamiento: en muchos casos suele ser la única manifestación, su tamaño suele ser variable. Lo habitual que a lo largo del tiempo vaya creciendo en tamaño.
  • Dolor: esta causado por la distensión de los músculos y de la piel al crecer el abultamiento y los pacientes lo desciben como presión o molestia local a nivel del estoma y se caracteriza por:
    • Suele ser más intenso al final del día.
    • Puede aparecer o aumentar al permanecer de pie o caminar de forma prolongada.
    • Se alivia con el descanso nocturno, con el reposo decúbito supino o reducir la hernia mediante un suave masaje.

La forma de manifestación es muy diferente en cuanto a la presentación de síntomas desde asintomática hasta síntomas severos o incluso de cirugía urgente (casos aislados). El diagnostico de la hernia se puede detectar en la exploración física una masa que aumenta de tamaño al toser, agacharse, levantar peso… aunque se pueden realizar pruebas adicionales como una ecografía.

El principal tratamiento que existe para las hernias es la solución quirúrgica con el que se puede reparar la hernia, asegurando el tejido debilitado de la pared abdominal mediante una malla alrededor de la ostomia, pero un tratamiento conservador es que el médico vaya comprobando periódicamente la situación de la hernia si causa dolor, molestias fuertes o si ha aumentado de tamaño y educando al paciente para prestar a su hernia los cuidados necesarios.

Debemos de tener unos cuidados básicos de la hernia como:

  • Vigilar el tamaño del estoma porque suele producir el ensanchamiento progresivo por la hernia.
  • Adaptar el dispositivo de ostomía para garantizar su buena adaptación a los cambios en el diámetro garantizar la adherencia y evitar las fugas.
  • Observar el ritmo de eliminación del estoma y la consistencia de las heces con el fin de advertir un cambio del ritmo habitual.
  • Evitar el estreñimiento
  • Evitar el sobrepeso.
  • Evitar realizar esfuerzos físicos.
  • Modificar habitos posturales.
  • Proteger la pared abdominal.
  • Utilizar prendas de compresión.

Referencias:

Libro de manejo de hernias de la fundación ayudate.

Grupo de ostomizados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s